1 nov. 2017

Publicado el 01 noviembre por | 0 comentarios

Xenakis, I. - Nomos Alpha

Iannis Xenakis (1922-2001), uno de los exponentes de la música de finales de siglo XX más conocidos. Desarrolló la música estocástica, basada en la probabilidad, además de un sinfín de técnicas diferentes a la hora de componer. Todas ellas estaban basadas en las matemáticas, donde buscaba traducir las distintas ramas de estudio en nuevos sonidos y estructuras musicales.
En su libro Música formalizada: Razón y matemáticas en la música (1971), explora muchos de estos aspectos, presentando en la introducción unos axiomas clave que no necesariamente contradicen su enfoque... de hecho, más bien lo explican.
La idea de que al oír un tiroteo no se percibe cada disparo como un evento separado, pues se escucha el conjunto en sí de manera indivisible, la presenta como definición de estructura sonora. En obras como Rebonds B, con pasajes físicamente imposibles para el intérprete, parece que olvida esta idea, pero puede comprenderse como que el intento, siempre y cuando produzca un similar resultado sonoro, es suficiente.

Xenakis siempre criticaba la música occidental contemporánea, pues consideraba que el desarrollo metronómico de la polifonía dejaba de lado lo que hubiera sido la polifonía libre tradicional, de la época medieval e incluso durante la Edad Antigua. Esta percepción de incompletitud, compartida por muchos otros artistas y que se extendía a las demás artes, le llevó a desarrollar la música simbólica. Uno de los mejores ejemplos quizá sea Nomos Alpha.

Nomos Alpha (1965), para violoncello, está dividida en dos "capas". La primera está regida por la teoría de grupos, utilizando la simetría octaédrica como base. La rotación de un cubo determina la composición en sí, utilizando las permutaciones como elementos musicales.

Curiosidades
Cuando trató de estudiar con Arthur Honegger, este, sin demasiado entusiasmo, le rechazó tras comentar que "las quintas y octavas seguidas en una de sus obras no eran música". Es sorprendente pensar que, en algún lugar de la música tan experimental de este compositor, ¡hasta aparezca alguna quinta justa!

0 comentarios:

Publicar un comentario